Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
22/02/2018 - 11:42

Con música de Gilda

Natalia Oreiro lanzó una cumbia feminista para la marcha del #8M

La cantante le dedicó una canción al Paro Internacional de Mujeres con la música de Gilda. ¡Escuchala!

Natalia Oreiro lanzó “Marea Feminista”, una canción dedicada al Paro Internacional de Mujeres que se llevará a cabo el 8 de marzo en Argentina y 49 países más.

La actriz lanzó un tema musical para el #8M con el ritmo del clásico “Como marea”, de Gilda. El hijo de la fallecida cantante, Fabricio Cagnin, cedió los derechos de la canción al Movimiento de Mujeres.

La letra dice:

Marchando te conocí, parando dije que sí, y desde el 8M, loquita quedé por ti.

Fue tanto, tanto el clamor ,que mareadita quedé, sin una gota de alcohol de ti yo me emborraché.

Como libera la marea feminista, como libera la marea antimachista, como libera la marea del deseo, como libera la marea Ni una Menos.

Y me libera, me libera la marea. Y me empodera, me empodera la marea.

Y nos mareamos, nos mareamos, nos mareamos, porque es muy lindo es estar revolucionadas.

Como marea si marchamos todas juntas, como marea si paramos todas juntas, como marea si gritamos todas juntas, como marea si bailamos todas juntas.

Y nos paramos, nos paramos, nos paramos todas juntas contra el patriarcado.

Y nos paramos, nos paramos las mujeres, porque es muy lindo estar revolucionadas.

Escuchá “Marea Feminista”, la canción de Natalia Oreiro para el #8M.

Escuchá “Como Marea”, por Gilda.

El Paro Internacional de Mujeres (PIM) es un movimiento creado a fines de octubre de 2016 como respuesta a la violencia física, psicológica, simbólica, económica y patrimonial que experimentamos en distintas latitudes.

De acuerdo a las organizadoras, el paro se lleva a cabo “Porque estamos cansadas de que no respeten nuestras vidas y nuestros derechos. Estamos hartas de la intervención de las iglesias en las decisiones sobre nuestros cuerpos. Paramos porque las instituciones no dan respuestas a las demandas de las mujeres y a las identidades feminizadas cuando piden ayuda y tampoco garantizan los mecanismos de acceso a la justicia. Paramos porque los medios de comunicación son negligentes en su responsabilidad de proporcionar información confiable y cobertura completa de nuestras situaciones. Paramos porque las mujeres que sufren violencia de género no reciben la asistencia necesaria de parte de los diferentes organismos estatales para superar los contextos de opresión en los que están y, además, son culpabilizadas y revictimizadas”.

Archivado en: ,