Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
22/01/2018 - 16:59

Polémica

Moria Casán: “Si algo me gusta es que me acosen”

La diva apuntó contra el feminismo y aseguró que “se farandulizó”. Además, reveló una terrible experiencia de violencia de género.

Polémica como siempre, Moria Casán brindó una entrevista a la revista Noticias donde criticó duramente a las “feministas agresivas” y puso en lo alto la “vaginocracia”. Además, opinó sobre la actualidad política.

El feminismo se farandulizó. Una cosa es llevar la voz de las féminas, el empoderamiento femenino. Pero hoy se pasan de rosca. Si un tipo les dice: ‘que buena que estás’, lo mandan a la concha de la lora. ¿Qué te pasa chabona? Hay mucha desubicadita”, arrancó Moria.

Y siguió: “Puedo entender a la mujer pero no entiendo la histeria, y hay mucha histérica con cosa guardada. Todo lo que entra tiene que salir. Sino escupilo, mamita, vomitalo. Hay un ir para atrás, hay un vintage rencoroso. Creo en la ‘vaginocracia’. Pero tener el poder de la procreación no te hace más que el hombre. Me gusta la mujer al lado de un hombre, ni delante ni atrás. No creo en el hombre títere”.

Luego, consultada sobre cómo ve a la Argentina hoy, manifestó: “El problema es que al Gobierno no se lo votó a favor de Mauricio Macri, sino en contra del kirchnerismo. Que votes algo en contra no está bueno porque es el descarte y está mal de base. Después de doce años de desgaste, con toda la corruptela armada y desarmada, ganó apenas por un par de puntos. El problema es que el argentino tiene la mirada en contra del otro. Un americano te ve con un auto nuevo y te dice: ‘que bien’; son comunismo con amor porque es todo leasing, nunca nada es tuyo. Acá te miran y dicen: ‘mirá el coche que se compró ese hijo de puta, seguro anda en algo raro, en droga'”.

Me parece que el país está expectante. El error de los K fue dar mucha libertad y eso al argentino le da miedito. La inclusión, el matrimonio igualitario, dicen que les gusta pero les rompe bien las pelotas porque si hay alguien que es careta es el argentino”, opinó.

Al preguntarle qué fue lo más loco que le pasó, Moria sorprendió con una anécdota donde reveló que le gusta ser acosada. “Viví una historia con un psicópata americano”, adelantó.

Luego relató: “Fue en Nueva York con un argentino que fue vicepresidente del Banco Nación en la época menemista. Un día estaba en el programa de Mariano Grondona y me dice Laura Ubfal que tenía un amigo que se moría por mí y le dije que le diera el teléfono de mi casa. Empezó a llamar y se hizo amigo de la mucama y de mi hija y empezó a manejar mi casa virtualmente. Me llamaba al celular y me decía donde estaba yo en ese momento. Eso empezó a conquistarme porque si hay algo que me gusta es que me acosen”.

“Un día me tomo vacaciones y me voy a Nueva York con dos amigos. Él me fue a buscar al aeropuerto, desayunamos, paseamos y etc. Vivimos una pasión única. Era el hombre de mi vida. Vuelvo a la Argentina, él viene y vivimos un amor fuerte hasta que se fue. Después de la muerte de mi madre, decido ir a Nueva York. Le aviso y me dice que no estaba ahí pero que fuera a su departamento. Me había dicho que vivía en Forest Hills (una ciudad rica), pero encontré un departamento medio pelo en Queens. Entré al edificio y me recibió uno con acento cubano: ‘Oye, tú eres la que trabaja en las gatitas de Porcel’. Voy al departamento y tenía las paredes con plásticos verdes, un cuchillo en la mesa –de adorno– y libros de guerra. En la heladera había agua y pilas, nada más. En un placard tenía colgados como diez camisas blancas iguales y diez trajes negros iguales. Mi amigo abre otro placard y caen un montón de revistas mías de años. Era como una película de terror. Igual me encapriché y me quedé. A la noche siguiente, yo salí y me llamó porque ya estaba en el departamento. Cuando llegué, otra que violencia de género. El tipo empezó a darme trompadas. Me sentí tan humillada que me quedé. Cocinaba y limpiaba. Quería trabajar en los pisos de mucama. Había enloquecido. Fueron no más de tres días que estuve así flasheada hasta que llamé a mis amigos y me sacaron de ahí. Me siguió y psicopateó durante un tiempo hasta que le dije: ‘Nunca más me vas a ver’ y nunca más me vio. Volví a elegirme a mí misma y a mi corazón, que es lo único que aún me queda virgen“.

Por último, habló de su año laboral. “En el Bailando, porque si bien este año fue particular, se solucionaron algunas cosas. Además voy a hacer mi propio programa diario con mujeres y un programa más semanal con erotismo, donde va a haber una especie de reality o elección de las Drag Queens. Ambos en canal de aire. Para mediados de año, película, y ahora arrancamos con ‘Moria en el Astros’, en un Astros remodelado. Abro la obra con algo que descoloca. Se van a sorprender con la apertura que preparé y que no se espera de mí”.

Archivado en: , ,