Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
21/01/2018 - 20:22

#TimesUp

El duro mensaje de Scarlett Johansson a James Franco tras las denuncias de acoso

Scarlett Johansson en la marcha realizada en Los Angeles | Foto: AP

Durante su encendido discurso en “La marcha de las mujeres”, la actriz aprovechó y arremetió contra el actor, quien fue acusado de acoso sexual por cinco exalumnas.

Durante su discurso en la marcha de las mujeres, realizada este sábado, Scarlett Johansson dedicó un duro mensaje para quienes apoyan en público a los movimientos #MeToo y #TimesUp pero tienen comportamientos inapropiados en privado, como el actor James Franco, quien mostró su apoyo colocándose un pin en su traje durante los Globos de Oro y al día siguiente fue denunciado por acoso sexual.

En su segundo y encendido discurso en la Marcha de Mujeres de Los Ángeles, la actriz de 33 años llamó hipócritas a quienes en público respaldan la igualdad de género y condenan el abuso o acoso sexual, pero tienen comportamientos inapropiados en privado.

“¿Cómo podría una persona apoyar públicamente a una organización que ayuda a brindar apoyo a las víctimas de agresión sexual mientras se aprovecha en privado de personas que no tienen poder?”, declaró la actriz.

“Por cierto, quiero mi pin de vuelta”, tiró en clara referencia al símbolo del movimiento #TimesUp que James Franco lució en su traje en los Globos de Oro pasados.

Recordemos que Franco acudió a la entrega de los Golden Globes con el pin de #TimesUp, ganó como mejor actor de comedia por The Disaster Artist, y al día siguiente fue denunciado por cinco exalumnas por explotación sexual y comportamiento sexual indebido.

Por otro lado, Johansson contó como ella también fue víctima del abuso de poder cuando iniciaba su carrera. “Tenía 19 años y empecé a recordar a todos los hombres que se habían aprovechado del hecho de que yo era una mujer joven que todavía no tenía las herramientas para decir que no, o la conciencia sobre el valor de mi propia valía”, relató la protagonista de “The Avengers”.

“Tuve muchas relaciones tanto personales como profesionales donde la dinámica de poder era tan desagradable que tuve que crear un discurso sobre que yo era la chica cool que podía pasar el rato, y eso a veces significaba comprometer lo que me hacía sentir bien”, siguió frente a una multitud.

“No más consentimientos. No más sentimientos de culpa por herir a alguien cuando algo no me hace sentir bien“, dijo. “Me he hecho la promesa de ser responsable conmigo misma, de que para poder confiar en mis instintos primero tengo que respetarlos”, concluyó.

Archivado en: , ,