Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
08/11/2017 - 19:42

La sacaron en camilla

Arrestaron a Giselle Rímolo y fue trasladada a una clínica

Luego de que la Corte Suprema confirmó la condena contra la falsa médica, la policía la detuvo en su casa en Don Torcuato

Luego de que la Corte Suprema dejó firme la condena a nueve años de cárcel, la falsa médica Giselle Rímolo fue trasladada de su casa de Don Torcuato a una clínica psiquiátrica.

Minutos después de las 15 horas, la policía ingreso a la casa para trasladarla para que Rimolo cumpla la condena de siete años por los delitos de estafa y ejercicio ilegal de la medicina. Sin embargo, Rimolo fue retirada del domicilio cerca de las 19:30 en camilla.

Por su parte, el hermano de Giselle, Fabián, fue condenado a cuatro años de prisión en la misma causa, pero se entregó a la Justicia ayer y quedó preso.

Si bien sus abogados solicitaron que se le brinde el beneficio de la prisión domiciliaria debido a sus problemas psiquiátricos, les supeditaron la respuesta a la condición de que se ponga a derecho. Es por eso que cesa

El máximo tribunal había desestimado a principios de noviembre un último recurso de “queja” plantado por la defensa de Rímolo y dejó firme la sentencia dictada por el tribunal oral número siete y confirmada por la Cámara de Casación.

Rímolo había presentando documentación ante la Justicia sobre su estado de salud psiquiátrica, por lo que podría acceder a una modalidad de detención diferente al alojamiento en una cárcel común.

La Corte, en sendos fallos firmados por los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti, declaró “inadmisibles” los últimos recursos presentados por ambas defensas.
Ese era el último escollo que quedaba pendiente para la ejecución del fallo, que establecía en ambos casos penas de cumplimiento efectivo por los delitos de “estafa, hurto, tráfico de mercaderías peligrosas para la salud, ejercicio de la medicina con promesa de curación, defraudación en la calidad de las cosas, defraudación por contrato simulado y falsificación documento privado”.

En agosto de 2012, el tribunal oral número siete dispuso las condenas y también absolvió al farmacéutico Ricardo Delgado y las médicas Magdalena Martínez y Susana Seccardini.

Silvio Soldán, quien fue investigado y estuvo detenido, fue sobreseído antes de llegar a juicio y está desvinculado de la investigación.