Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
05/09/2017 - 06:00

Entrevista

Soledad Villamil: “La producción de ficción argentina es lastimosa en términos cuantitativos”

Por Alejandro Lingenti | La actriz y cantante se prepara para la presentación de “Ni antes ni después” y opina sobre la cantidad de ficciones nacionales que hay actualmente en televisión.

Ya pasaron casi quince años del gran éxito de Glorias porteñas, una experiencia que fue bisagra para Soledad Villamil. En aquel espectáculo de raíz teatral que llevó adelante con Silvio Cattáneo, Brian Chambouleyron y Carlos Viggiano, Villamil empezó a encontrar una identidad como cantante que se fue consolidando de a poco, hasta llegar a este presente que la encuentra ya con cuatro discos propios y muchos planes relacionados con la música. Por lo pronto, se viene la presentación en el Teatro Xirgu Espacio Untref de “Ni antes ni después“, un flamante álbum que reúne temas grabados en vivo en ese mismo lugar en abril de este año y que sale acompañado de un DVD. Será el próximo viernes 8 de septiembre a partir de las 21. Y antes de fin de año, más conciertos en diferentes plazas del país.

Villamil no sólo se ha afirmado como intérprete. También ha desarrollado su faceta como compositora, y eso es lo que refleja con claridad este nuevo disco: once de los doce temas que incluye son de su autoría (la excepción es No trates de, un inédito del uruguayo Jorge Drexler).

“Hay muchas diferencias entre la época en la que arranqué y la actualidad -reafirma ella-. Me siento mucho más segura y mucho más libre. Eso se fue afirmando con el paso del tiempo. Fui ganando libertad expresiva, libertad para elegir el repertorio y libertad para hacer mis propias canciones. Proyecto musical significa hoy para mí proyecto propio. Puedo decir que ahora canto lo que se me canta (risas)”

–¿Te resulta fácil componer canciones?
–No diría que me resulta fácil, pero es algo que se vino gestando desde el disco anterior, que tenía cuatro temas míos. Fueron creciendo las ganas de cantar mis propios temas porque es algo que tiene otro sabor. Es como abrir una puerta diferente en este camino de la música. Como que me pongo cada vez más a hablar en primera persona.

–¿Cuál fue tu primer contacto importante con la música?
–En la primera infancia. Me acuerdo de estar parada y llegar a duras penas al teclado del piano que había en mi casa. Tocaba con un dedito intentando sacar alguna melodía.

–¿Por qué incluiste el tema de Drexler?
–Esa canción llegó al disco de la mano de Matías Cella, el productor, que también trabaja con Jorge y sabía que él tenía unas cuantas canciones que nunca quedaron en uno de sus discos. Me mostró algunas para ver si me interesaba grabarlas y yo elegí esta canción, que me encantó. Para mí es un lujo, porque Drexler es un artista que mantiene su política de hacer música al margen de los vaivenes de la industria discográfica y que, aún así, tiene un ascendente enorme sobre el público. Logró llegarle a mucha gente con un estilo muy personal. Eso no es tan fácil.

–¿Cómo es el trabajo con Federico Olivera, tu pareja y coproductor del
disco?
–Trabajamos caóticamente, pero la verdad es que nos conocemos muy bien. Pasamos muy rápidamente de una conversación a manotear una guitarra y probar algo. Así nacieron algunas de las canciones del disco, de hecho.

–¿Tenés planes como actriz?
–Sí, ahora estoy abocada a presentar el disco, pero filmé hace unos meses una película dirigida por Nicolás Gil Lavedra, con Oscar Martínez y Joaquín Furriel como compañeros de elenco. Se llama Las grietas de Jara y se estrenará el año que viene. Estoy leyendo un guión para una película nueva también. Después de una larga pausa con la actuación para dedicarme de lleno a la música, siento que ya puedo pisar tranquila en los dos lados y los disfruto un montón. Hasta hace muy poquito privilegiaba la música porque me va bien, puedo encadenar laburos sin problemas. Y porque es un proyecto muy personal. Ahora que está más firme, empieza un diálogo más amigable entre la actriz y la cantante.

Ficción nacional. En los últimos meses se han escuchado quejas del gremio de los actores por la merma de trabajo, algo que también preocupa a Soledad Villamil, a pesar de ser una actriz de larga trayectoria que ha sido parte de películas exitosas como El secreto de sus ojos y No sos vos, soy yo y de programas de televisión recordados como Vulnerables y Culpables. “La producción de ficción argentina es lastimosa en términos cuantitativos. Estamos en un momento muy crítico, que me preocupa mucho. Un país que no puede contar audiovisualmente su historia esta en problemas, sobre todo si tiene una tradición como la nuestra. Hay menos trabajo y un dato preocupante: nos estamos convirtiendo en consumidores de producciones extranjeras exclusivamente. Cuando se dice que hay un boom de la telenovela turca me causa gracia. Son productos más bien arquetípicos y que les salen muy baratos a los canales. Eso no quiere decir que necesariamente tengan calidad. Estamos en una época difícil, lo que manda es la ley del beneficio económico, el único objetivo parece ser hacer negocios. Inevitablemente eso hace que todo se achate muchísimo”.