Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
25/02/2017 - 12:12

Entrevista

Casados sin hijos: El éxito de la no paternidad

Por Hernán Soto | Eugenia Tobal y Puma Goity explicaron el suceso de la obra de Matías Del Federico y analizaron la televisión y el teatro actual.

Se conoce como “childfree”, al grupo social de parejas o individuos que, como elección de vida, no quieren tener hijos. Bajo esta temática ronda Somos childfree: casados sin hijos, obra que, ya en su segunda temporada, continúa cosechando aplausos de pie.

Eugenia Tobal y Gabriel Puma Goity –acompañados notablemente por Dennis Smith, Martín Pavlovsky y Mariana Melinc– llevan adelante este suceso escrito por el mismo autor del gran éxito Bajo Terapia, Matías Del Federico. y con dirección de dos expertos: Marcos Carnevale y Mauricio Dayub.

Augusto (Goity) y Flor (Tobal), una pareja de larga data, tomaron una decisión: no traer hijos al mundo. Pero ese acuerdo comienza a tambalear cuando Augusto cumple 50 años y hay que enfrentar el posible ingreso a sus vidas de un bebe.

El éxito es tan grande que por este fin de semana largo de carnaval se tuvo que agregar funciones dos funciones para el domingo 26 y una para el lunes 27, siempre en la sala Pablo Picasso del Paseo La Plaza. Exitoina habló con sus protagonistas para analizar el fenómeno Childfree:

– ¿Cómo es estar frente a Somos childfree: Casados sin hijos?

Goity: Nosotros estamos súper felices, es una hermosa obra. En mi caso puntual estaba con ganas de hacer un autor argentino y justo me hablaron de (Matías) Del Federico. Lleno de espectativa leí Childfree y me encantó. Me enamoré de la obra y también es un amor correspondido con el público.

Tobal: En mi caso comenzó con un llamado de (Marcos) Carnevale, con quien tengo una relación muy estrecha y de muchísimos años. Me dijo que quería que lea un material y, después de verlo, me pareció muy interesante para abordar porque hay un nicho que no se toca que es justamente el de las parejas que no quieren tener hijos.

– ¿Qué tiene de particular la obra?

T:  La obra tiene mucho para reflexionar y después que la ves no te va a pasar desapercibida. Eso es lo más lindo que te puede pasar.

G: Exacto. En muchas obras esta como la necesidad continua de que la gente se ría. En este caso, yo quería que la gente se ría, que tenga humor, pero que tenga emoción, porque la vida es así. Uno se ríe pero al rato llora.

¿Fueron partidarios del childfree?

T: No, soy más partidaria de todo lo otro, pero entendí que las posturas son válidas. Es super respetable y todos entendimos que juzgar a otro por una decisión que toma es absurdo. No soy partidaria del childfree pero entiendo a los que deciden no tenerlo.

G: Yo fui childfree, de alguna manera, hasta los 40 años. Hoy en día lo que más me gusta es ser papá, bah, me gusta ser mamá en realidad porque siempre estoy preparando la comida, sirviendoles el desayuno, yendo a buscarlos al colegio, y demás.

– En la obra también se toca el tema de la adopción de parejas homosexuales. ¿Qué postura tienen al respecto?

T: A mí me parece genial. Estamos es un siglo donde cuestionarnos formatos de familia queda retrogrado. El amor cuando se adoptan o, incluso, cuando se alquila un vientre, no es cuestionable si esta bien o mal. Es un amor que no se puede controlar y un deseo tan profundo y grande que vale cualquier cosa. Los chicos no tienen prejuicios, los prejuiciosos somos los adultos. Para ser padre hay que tener un gran potencial de dar amor.

G: Estoy recontra a favor también. Igualmente que estoy a favor del matrimonio igualitario, como voy a estar en contra de la familia. El alquiler de vientres igual. “Lo que se hace por amor esta muy bien’, como decía Vincent Van Gogh.

– ¿En que situación se encuentra el teatro en la actualidad?

T: En Buenos Aires tenemos un potencial artístico muy grande y somos una de las capitales del mundo en ese sentido. La situación económica complica mucho y hoy salir e ir al teatro involucra un gasto muy grande. Hay que buscar una manera para que esto sea más masivo. Es muy difícil apostar al teatro también como productor.

G: El teatro nuestro siempre fue muy fuerte, tanto el comercial como el alternativo. Somos una gran potencia mundial en ese sentido. Y todo eso pese a las dificultades económicas que atraviesa la Argentina desde, prácticamente, su existencia.

–¿Y la televisión?

G: Están en franca extinción los programas de ficción que empezaban en un determinado horario. Ahora poder mirar veinte capítulos corridos a las dos de la mañana. De todos modos a mi me da mucha alegría que los programas que más se ven en el mundo son las ficciones. El actor sigue siendo necesario para contar historias.

T: Coincido. En sentido del contenido por streming no pelearía contra eso. Todo va por ese lado porque todo evoluciona y tiene que ver con eso, hoy vas al médico y te ves un capítulo con el teléfono mientras estas en la sala de espera. Hay que acostumbrarse a convivir con eso, entre lo más actual y evolucionado con lo más tradicional como la tele de aire.

–Habría que valorar más la ficción nacional igual

G: Por supuesto, pero ahí tenemos que colaborar nosotros. Es un llamado de atención para los productores porque las ficciones si son buenas, la gente la elige. Para eso hay que tener buenos técnicos, buenos directores los mejores autores y actores. Sino, te ganan las industrias brasileras y turcas. A mí me da vergüenza porque tenemos mejores actores y autores pero quizas no son los que están trabajando en la actualidad. No me la agarro con las novelas turcas sino con las productoras que no contratan lo que tienen que contratar. Hay que trabajar más para que nuestra ficción tenga ese lugar.

– En tu caso Puma vas a estar en Fanny, la fan

G: Va a ser una gran comedia. Ahí no tengo excusa porque va a estar Ernesto Korovsky que es un gran autor y la producción de Sebastián Ortega que es muy fuerte. Va a estar en Telefe con un elenco de grandes como Verónica Llinás, Luis Ziembrowski, Luciano Caceres, Andrea Bonelli. Ahí interpretaré al director de un canal, seré una suerte de Alejandro Romay. Me inspiré mucho en él.

– ¿Y vos Eugenia?

T: También, tengo dos ofertas pero recién el año arranca en marzo para nosotros. Antes en noviembre empezabas a grabar la tira pero ahora esta todo así medio enquilombado. Igual en televisión de cable sigo con los especiales de ESPN woman que encaro de mujer a mujer y eso me tiene muy contenta y ya terminé  de El jardín de la clase media, adaptación del libro de Julio Pirrera Quiroga, también junto a Luciano Caceres. Este año ya se estaría estrenando.

Por Hernán Soto | Twitter: @hernangsoto