Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
24/01/2016 - 19:19

Vuelve The X-Files

David Duchovny: “Es un gran momento para ser actor”

David Duchovny

Interpreta a Mulder en la antológica The X-Files, que vuelve el lunes a FOX por una temporada de solo seis episodios. Habló con PERFIL sobre el retorno y las conspiraciones. Cree que la variedad de series existentes les otorga a los artistas muchas posibilidades.

Por Juan Manuel Domínguez (*) | Publicado en la edición impresa de Diario Perfil

Mulder y Scully fueron, hoy, a casi 23 años del estreno de The X-Files en FOX, un antes y un después en la historia reciente de la televisión. Por aquella época, un show sofisticado con raíz en la clase B de la ciencia ficción no era algo tan común. Y menos aún esperar que ese programa generara un cambio radical en el medio, un culto de fans como sólo Star Wars sabía generar y diera inicio a una apertura y búsqueda en la televisión que llevaría a shows como Lost o The Walking Dead.

El lunes a las 23 regresa The X-Files con un capítulo doble para una temporada que constará de seis episodios. Vuelven Mulder y Scully, es decir, vuelven el actor David Duchovny y la actriz Gillian Anderson. Pero el panorama es distinto, muy.

En diálogo con PERFIL en la última New York Comic Con, David Duchovny definía el retorno: “Si hay que pensarlo de alguna forma, es más simple relacionarlo con, por ejemplo, la reunión de una banda de rock. Hay algo muy genuino en ese sentido: la pasamos bien y el motivo de la reunión fue disfrutarnos, poder apreciar con el resultado puesto aquello que generamos. No volvimos para decir ‘Acá está el show que cambió todo’, aparte nunca lo sentíamos así. Eso sí, arranca con todo. Pero simplemente no podíamos creer lo que se dio en aquel entonces y hoy lo vemos más relajados. Los fans, las ganas de la gente de vernos. Hemos tenido shows de treinta millones de espectadores. Fue un momento extraño”.

—Chris Carter, su “show-runner”, también habla poco acerca del cambio que representó The X-Files. Pero sin ese descubrimiento de los géneros más asociados a la cultura geek como fórmula de éxito quizás la televisión o incluso el cine hoy no serían lo que son. ¿No creés que es así?
—Es cierto. Sería muy pomposo de nuestra parte decir algo así, porque aparte deberíamos analizar qué estaba sucediendo en la cultura en ese momento. Y qué convenía a quienes conducen las industrias culturales en Hollywood. Pero lo cierto es que fuimos parte de una avanzada, sí, aunque no fue buscado intencionalmente. Chris fue muy sincero con el show que quería hacer. Es un experto en la paranoia que cualquiera de nosotros puede tener. The X- Files sabía, y esperamos siga sabiendo, apelar a esa parte nuestra que se hace preguntas. Desde cuestionar si nos miente el gobierno hasta cuánto realmente creemos en un monstruo cuando caminamos solos en un bosque. Los miedos primarios, los civilizados y los otros.

—Hablando de miedos. ¿Tienen miedo con el regreso?
—Seguro. La pregunta está siempre: ¿nuestros fanáticos siguen ahí afuera? En ese sentido, internet puede ser medio engañosa. Pero también lo estamos haciendo con lujos: no hay presión alguna. Ahí está ese factor “tour” del que te hablaba. Son seis episodios, cuatro autoconclusivos y dos que hacen referencia a la mitología interna.

—Pero, por ejemplo, en las series de superhéroes, o de terror, o casos como Lost, ¿no ven a The X-Files como al menos un big bang que permitió todo eso?
—Creo que fue un movimiento de tenazas, a dos extremos. Por un lado, digamos, lo geek, y por el otro la televisión más sofisticada. Pero The X-Files no era para niños. Era bastante oscuro, era bastante desesperante. Sus miedos eran cool, sus monstruos también, pero su tensión era adulta. Creo que ahí puede que haya habido un cambio. Pero la TV creció por muchas cosas. Que hoy se busquen series de culto, de vanguardia, que todas las series tengan oportunidades es algo relativamente nuevo. Al menos en esta cantidad. Si The X-Files ayudó a eso, estamos bastante orgullosos.

—En algún momento fuiste más reticente de la serie. ¿Qué cambió con el tiempo que te hizo volver?
—Crecí. Era joven, y pensaba que The X-Files era un trabajo más. El fanatismo hizo las cosas un poco difíciles. Pero no me quejo. The X-Files me permitió tener un trabajo. Y eso es muy importante. Realmente era muy joven y no me daba cuenta del tamaño del fenómeno. Por ejemplo, yo he tocado en vivo y se llenaba. Y no se llenaba porque soy o no un gran músico. Eso lo sé. Le agradezco todo mucho a The X-Files y volví muy feliz al show. Aunque debo decir que al principio me costó la idea de volver. Pero bueno, fue muy divertido.

—¿Qué cambia en The X-Files después de la avalancha de series que se dio en los últimos años?
—No mucho. Suena malo, pero no es así. La idea era hacer el mismo show. No intentar demostrar nada más que lo que ya estaba allí. Sí ha cambiado el mundo después del 11/9 y de Wikileaks, y Chris Carter no ignora eso. Como siempre, en The X-Files es más divertido generar preguntas antes que responderlas. No queríamos que fuera un show de guiños internos a quienes lo veían hace años. Nos interesaba simplemente crear el show de siempre. Que la gente, los nuevos espectadores, pudieran sentarse y fascinarse con el show como lo hacen, por ejemplo, con The Walking Dead. Simplemente queríamos mostrar algo que fue clave en nuestras vidas y en la vida de muchos fanáticos.

—¿Qué disfrutás puntualmente de la nueva TV?
—Todo ha cambiado tanto. Creo que lo mejor es la variedad. Y cómo eso se ve reflejado en tus oportunidades como actor. Es un gran momento para ser actor. El rango de lo que se busca es amplio, e insospechado. Además, se han perdido muchos pruritos y los creadores han devenido un punto clave. Creo que eso es fundamental. Se celebra la creación, la innovación, se generan contenidos adultos y adolescentes de calidad. Ya no se menosprecia a quien mira la televisión.

—¿Comó fue volver a Mulder?
—Extraño. No sabía si iba a poder hacerlo. Además, nunca se sabe qué puede pasar cuando uno comienza un proceso así. Los fans a veces no quieren que sus personajes cambien. Pero han pasado veinte años. Mulder es la misma persona y no. Eso lo tenés que reflejar. Es muy complicado interpretar a un personaje icónico. Todos quieren verlo, pero nadie quiere que cambie.

“PodrIa seguir haciendo The X-Files”

—¿Esta nueva temporada implica una nueva vida para The X-Files?
—Dependemos de lo que suceda. Pero debo decirte que no me molesta en absoluto la idea de volver a trabajar juntos y no generar. No sería un problema juntarnos después de unos años y simplemente seguir viendo qué sucede con estos personajes. Hasta me parece divertida la idea, honestamente. Si hubiera más temporadas o una película, debería ser en este formato actual. Un par de meses de trabajo. Volver al ritmo de una serie es un poco complicado para todos los involucrados. Pero estas reuniones de vez cuando no serían un mal futuro. Para nada.

—Hablabas de nuevas paranoias. ¿Cómo se verá en el show?
—Es difícil no ver lo extraño y complicado que está el mundo. La conspiración es algo muy presente.

—¿Qué hay de la famosa tensión entre Mulder y Scully?
—Ah. Sin ella no existiría el show prácticamente. Pero es extraño: la gente cree que quiere verlos juntos, pero si sucediera en serio, no sé si lo disfrutarían. Es el famoso escenario de “ten miedo de lo que deseas, podría cumplirse”. A mí me gusta mucho que nunca resuelvan las cosas. Eso es algo que si pudiera mantener así, por siempre, lo haría. Me parece muy simpática la devoción del público a ellos dos y su tensión. Creo que en ese sentido es imposible defraudar.

*Desde Nueva York.

Archivado en: , ,