Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
28/10/2015 - 11:42

El papá de sus hijos

Panam se casó en secreto con Ricardo Pini

Luego de siete años de noviazgo, dos hijos, la pérdida de un embarazo y algunas turbulencias, finalmente la conductora y su pareja dieron el “Sí, quiero”.

La revista Caras publica esta semana las fotos del casamiento secreto de Laura “Panam” Franco con el abogado Ricardo Pini, con quien vive una maravillosa relación desde hace siete años.

La pareja contrajo matrimonio el martes pasado en el Registro Civil ubicado en el shopping Recoleta Mall, en la calle Vicente López al 2000.

De manera tácita, con un perfil bajísimo, negándose a hacer declaraciones públicas sobre su “boda secreta”, Laura y Ricardo eligieron esta forma de “completarse” como hombre y mujer.

Todo empezó cuando fueron a anotar a Sofía al mismo Registro Civil. “¡De paso casémonos!”, le propuso Ricky a la conductora infantil, según deslizó el círculo íntimo de la pareja. Ese mismo día, pidieron todos los papeles para casarse, y planificaron hacerlo en el mes de octubre, mismo mes en que los dos cumplen años

Ambos divorciados, coincidieron en que debían celebrar la llegada de Sofía con una boda muy íntima. El único impedimento para conservar el total hermetismo fue la “inocente indiscreción” de Luca, que les contó a todas sus maestras y compañeritos del colegio la “buena nueva”.

Durante la ceremonia sólo estuvieron los testigos de Panam: su mamá Laura, su suegra Mirtha, y su amiga Silvana Pugliese. Además, los testigos del novio: su padre, Ricardo, y su amigo Sebastián Ruiz. También asistió Mirtha, la mamá de Pini, y por supuesto los amados hijos del flamante matrimonio, Luca y Sofía, lo que aportó una alta dosis de emotividad.

Tras aquel fatídico 23 de mayo de 2013, cuando perdió a su beba Chiara a causa de la trombofilia, Panam se transformó en otra mujer. Del duro golpe se recuperó gracias al amor incondicional de su pareja.

“Cuando pasó lo de Chiara, Ricardo salió a hablar por mí, porque yo estaba quebrada, estuve muchos meses apenas pudiéndome levantar de la cama. Hasta que comencé a hacer teatro como una manera de calmar mi angustia con la mirada pura de todos los chicos que me quieren incondicionalmente. En el peor momento, Ricky se puso la familia al hombro y salió a reconstruir lo que quedaba de mí. Mi hijo Luca, que es un sol por la sensibilidad que tiene, también me ayudó a ponerme fuerte. Entre todos, de a poquito nos fuimos riendo más. Fue como dejarle a Luca el mensaje de que no hay que quedarse instalado en el dolor sino que hay que apostar a la vida“, le dijo a Caras en una entrevista la conductora de “Panam y Circo”.

Ahora, tienen un motivo más para festejar.

Fotos: Revista Caras

Archivado en: , , , ,