Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
28/02/2011 - 00:01

De Pasillo

Leandro Penna, de Marley a Hollywood

Leandro Penna, el chico que se hizo famoso en “El muro infernal” como “el bañero de Marley”, tiene un largo camino recorrido.

Empezó como modelo, vivió en China durante dos años y volvió al país para trabajar en televisión. Le fue bien y, durante 2009 y 2010, tuvo su lugar en el programa de entretenimientos “Justo a tiempo”. Hasta aquí la historia conocida por todos, porque este cordobés de 25 años tiene mucho más para contar. A saber: es asesor de un grupo internacional de inversiones, recibió ofertas para debutar como actor en Univisión, la cadena televisiva más importantes de Latinoamérica, y fue uno de los poquísimos argentinos que desfilarán por la alfombra roja del Kodak Theatre de Los Angeles para presenciar la ceremonia de los premios Oscar. Para él, todo es cuestión de suerte.

—¿Cómo llegás a recibir esta invitación?
—A través de la gente de Univisión, que quería que este año me instale en Miami para protagonizar una ficción. Ellos sabían que la gente de Chopard, afamada marca de relojes suizos, quería tener una personalidad latina en los Oscar y me recomendaron a mí. Así de sencillo.

—¿Tuviste que hacer un casting?
—Me llamaron, me vieron y dijeron: “Sí” (risas). Querían que esté vestido con los relojes que hacen, al igual que Nicole Kidman, Penélope Cruz.

—¿Quién te va a acompañar?
—Un grupo de amigos, entre los que estará Antonito de la Rúa.

—¿Y van a caminar por la alfombra roja como celebrities?
—¡Esperemos! (Risas). Anoche estuve como invitado en la fiesta que Madonna dio en su mansión en Los Angeles. Y esta noche, después de la entrega, nos vamos a la fiesta que Elton John organiza cada año a través de su fundación de lucha contra el sida.

—¿Fantaseás cruzarte con algún artista, con ver de cerca a alguien que admires?
—En realidad, ni lo pensé. Me lo tomo con naturalidad porque si no te volvés loco. Es un momento único que uno no sabe si va a volver a vivir. Ojalá la próxima vaya por algún premio, aunque sea al mejor mozo del canal (risas).

—Bueno, pronto vas a comenzar una carrera como actor a nivel internacional…
—Será en 2012, a través de una ficción producida por Univisión. Le di prioridad a Telefe este año. Además, más que en ficción, me interesa crecer como conductor. Me divierte ser yo mismo; en la actuación te dan un guión para que leas y hagas al pie de la letra, componés un personaje inventado por un guionista. Pero también me interesa lanzarme afuera para crecer y volver a la Argentina con otras herramientas y experiencias.

—¿Es cierto que trabajás como asesor de una firma de inversiones asiática?
—Sí, estuve viviendo en China durante dos años y me contacté con el Somerley Bank. Sabía que no estaba haciendo nada en Latinoamérica porque tenía todas sus fichas en Australia y en Sudáfrica, y entonces les hice ver que Argentina es un gran país para invertir. Los invité a que vengan a conocer y así corroboraron lo que les había dicho.

—¿Cuál es tu función específica?
—Soy representante para Latinoamérica, y también consultor. Trabajo con un socio con quien llevo adelante todas las operaciones. Buscamos proyectos en los que invertir… Somos un equipo de seis personas.

—¿Tenés alguna formación en el tema?
—No, sólo hay que tener visión, adelantarse al resto, ver para dónde se está moviendo el mundo. Ese es el secreto.

—A todo esto… ¿hiciste el curso de guardavidas?
—¡No! De bañero no tengo nada. Muchos me preguntan si me molesta que me llamen así, pero la verdad es que no. Es algo de lo que estoy orgulloso, gracias a lo que me hice conocido. Ya vendrá algo más fuerte que hará que el público se olvide; siento que recién estoy dando mis primeros pasos en la vida, esos en los que uno va gateando apenas.

Diario Perfil

Archivado en: , , , , , ,