Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
11/02/2011 - 09:24

Cine

Oreiro y Alterio filman una historia sobre la “infancia clandestina”

La actriz uruguaya Natalia Oreiro y el actor argentino Ernesto Alterio comenzaron a filmar “Infancia clandestina” (o “Chocolate con maní”, título que reemplazaría al original), bajo la dirección de Benjamín Ávila y la producción de Luis Puenzo, que promete ser un fresco familiar atravesado por la militancia revolucionaria en los 70.

Este será el segundo trabajo de Ávila, hijo de madre desaparecida durante la última dictadura militar en nuestro país y cuyo hermano fue apropiado y recuperado por las Abuelas de Plaza de Mayo, quien debutó como cineasta con el documental “Nietos”.

La película protagonizada por Oreiro-Alterio transcurre en la Argentina de 1979 y está contada desde la óptica de Juan (Teo Gutiérrez Romero), un niño de 12 años, y su familia militante de Montoneros, que viven en la clandestinidad.

Juan se llama Ernesto. En el barrio y en la escuela lo conocen así. Pero en su casa es simplemente Juan. Estos dos mundo, Juan y Ernesto, conviven, colisionan y se retroalimentan hasta un punto en que Juan no podrá sostenerlo e intentará escaparse con su gran amor, María, una niña que conoce en la escuela.

Oreiro es Charo, la madre de Juan, su compatriota César Troncoso (multipremiado por su trabajo en la comedia uruguaya “El baño del Papa”), hará de Daniel, el papá. Alterio, encarnará al pícaro e idolatrado tío Beto, en tanto que Cristina Banegas, será la abuela.

“Tengo un compromiso enorme con Benjamín, porque interpreto a su madre y eso me genera una gran responsabilidad”, contó Oreiro en diálogo con Télam, feliz por el próximo estreno de “Miss Tacuarembo” en el Festival de Málaga y luego en salas de España, Rusia, Israel y Estados Unidos.

“Es un personaje difícil que me pone a prueba en todo momento. Es una mujer que podía estar festejándole el cumpleaños a su hijo y al rato empuñando un arma para defender sus ideales”, remarcó la intérprete que en los próximos meses filmará la comedia “Mi primera boda” , de Ariel Winograd, la ficción “Wakolda” , de Lucía Puenzo, y el thriller “Mala”, de Israel Caetano.

Por su parte, Alterio reconoció cierta similitud entre el protagonista de la película, Juan, y su niñez, ya que cuando él tenía apenas 5 años tuvo que exiliarse junto a toda su familia, porque su padre, el actor Héctor Alterio, sufrió amenazas por parte de los militares.

“En ciertos momentos sentí que la historia de Juan y la mía se tocan. Recuerdo cuando nos tuvimos que ir de la Argentina con mi familia y llegamos a España. Para mí era todo nuevo. Una vez le dije a mi papá `en que idioma habla esta gente`”, rememoró.

Ávila, por su parte, avisó que la película cuenta la historia de su vida pero que no es autobiográfica.

“Cuento mi historia dentro de una familia militante y comprometida. Una historia dramática pero que tuvo buenos momentos”, destacó el director.

Para despejar cualquier posible confusión, añadió que la película “también tiene algo de ficción, porque yo no tuve un tío Beto buena onda ni una novia María”.

Respecto del cambio de nombre, el director contó: “La idea del proyecto siempre fue Infancia clandestina, pero hablando con mis hermanos y los actores surgió ponerle “Maní con chocolate”, ya que es una familia que vive de vender ese producto, el tío Beto intenta enamorar mujeres regalándoles maní chocolatado y Juan también intenta hacer los mismo con María”.

Por último, Troncoso, detalló que su personaje “es un padre responsable de la seguridad de la familia y a la vez amable. Entra y sale en la relación con el hijo de acuerdo a los que priorice: la militancia o los afectos”.

“Fue una época nefasta que esperemos no se repita. Yo viví el gobierno militar en Uruguay, pero seguí todo el proceso de la Argentina hasta la época de Carlos Saúl a través de la revista Humor, de la cual era fanático y compraba todas las semanas”, concluyó.

Telam

Archivado en: , , , , ,