Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
02/02/2011 - 14:40

Destacada

La verdad sobre la desvinculación de Euge Suárez de Teen Angels

Muchas cosas se dijeron estos días, y muchas dudas surgieron sobre la desvinculación de María Eugenia Suárez de Teen Angels.

Es que, sorpresivamente, la actriz anunció que no pertenecía más al grupo surgido en Casi Ángeles, que tenía comprometido un show en Punta del Este y otro en Israel.

Se habló de una renuncia, se habló de un despido, de desacuerdos artísticos, de traición, pero lo cierto es que la razón es muy simple y hasta mundana: fue todo una cuestión de dinero.

En efecto, según información a la que tuvo acceso Exitoina.com, Euge, apoyada por su entorno más inmediato, habría decidido pedir un gran aumento en el cachet que cobraba por la presentación. La actriz habría pedido $55.000, un aumento de $10.000 frente a lo que cobraba, y $5.000 más que lo que cobraban los de más alto cachet del grupo, Lali y Peter.

Ante la negativa de la productora RGB, y como la actriz y cantante ya tenía un arreglo informal con la productora de Sebastián Ortega para ser parte de una nueva tira, la “china” decidió no dar el brazo a torcer, pero la producción de Teen Angels le dio un ultimátum para que decida.

En el interín, RGB comenzó a preparar el reemplazo para la rubia, que finalmente terminó quedando en manos de Rocío Igarzábal.

Mientras tanto, el proyecto de Ortega no se concretó, y Suárez decidió retomar las negociaciones para hacer los shows de Teen Angels. “Acepto $50.000”, habría dicho, pero los términos ya habían cambiado, y la decisión desde la oficina ubicada en lo más alto de la Torre Além Plaza estaba tomada.

“Ahora, para vos, tenemos $30.000”, le habrían dicho. Por supuesto, la respuesta de Eugenia fue negativa, intentó negociar y recuperar su antiguo cachet, pero, a pesar de que la charla entre las partes duró una hora, la respuesta de la producción fue tajante. Euge, furiosa, no aceptó, y el final es el que todos conocemos.

Por supuesto, nadie va a admitir que existió la conversación, y seguramente se esgrimirán otras razones. Pero, seamos honestos: después de todo, el dinero hace girar al mundo.

Archivado en: , , , , ,