Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
12/01/2011 - 18:06

De Pasillo

Las chicas ensayaron su sensualidad en “Soñando por Bailar”

La coach Vanesa García Millán impartió otro de sus intensos ensayos en la escuela de Soñando por Bailar, a tres días de la segunda gala de eliminación donde los chicos deberán bailar regaetton en parejas.

Frente al espejo, el trabajo con las chicas se enfocó en mejorar la actitud corporal y reflejar sensualidad en los movimientos y en las caras. “¡No me sale la cara de sexy! No me gusta, no está en mi naturaleza ser así”, repetía la joven Ailén Rodríguez (19) con desconsuelo. “Uno no pasa por todo en la vida, pero lo actúa”, decía Vanesa. “ Vos sos clown, mostrame tu payaso sexy”, le pidió. La coach llamó a Eugenia, una de las participantes más sexy y la juntó con Ailén. “Ahora vamos a ponerles otra edad: treinta y con lolas hechas. ¡Caras sexys, perras!”, fue la consigna de la coach. Las chicas repitieron varias veces el ejercicio.

A pesar de lograr pequeños avances, Ailén siguió sufriendo la clase y recibió “el reto” de la coreógrafa más exigente de la escuela: “¡No sólo no te sale, sino que ya decidiste no hacerlo porque ya pensaste que no sos sexy y te negás a la posibilidad de serlo!” Y siguió: “Si vos te vas a empacar estamos en problemas. Nos hacés perdés un tiempo precioso; ¡hacélo de una vez y listo! Somos artistas”, la apuró. “Todas las demás actuaciones me salen perfectas, pero con ésta, es como que siento un rechazo”, explicaba Ailén con lágrimas en los ojos. Millán insistió: “Miráte al espejo y aceptáte. No te animás a mirarte, por eso no te animás a ser sexy ¡Miráte!”. Ailén repitió el ejercicio un par de veces y, poco a poco, mejoró los resultados.

María Laspiur fue otra de las chicas sobre las que más se trabajó, tratando de sacar la inhibición en sus movimientos. “Vos ponés una barrera entre vos y la gente del otro lado. Y eso es lo que tenés que romper”, explicó Vanesa. Luego propuso otro ejercicio y la rubia de Carhué que estudia psicología en La Plata, simuló cantar y moverse como Cristina Aguilera, por un momento.

La coach siguió trabajando duro con las chicas. Pero es evidente, que aún queda mucho “sudor y lágrimas” por delante.

Fotos: Alejandro Fiore / Ideas del Sur

Archivado en: , , ,