Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
03/01/2011 - 13:09

De Pasillo

Belén Francese: “Mi misión es brindar alegría a la gente”

Asegura no sentirse una vedette y que va paso a paso, para brillar como capocómica y enaltecer el talento de su escritura. “No tengo nada que envidiarle a Neruda”, afirma mientras posa en la playa y comienza con su repertorio: “Estamos en malla y en la playa. ¡Uy! Ahí apareció una raya”. Carta de presentación de Belén Francese, la poetisa mediática de la revista Bravísima, cuyo espectáculo se presenta de martes a domingos en el Teatro Atlas. “Leo de todo –continúa–. El diario para estar informada, a Isaac Bashevis Singer que es re antiguo, algo de William Goldman, Borges y empecé una novela, Vida y destino, que no sé quién la escribió. Voy por la segunda página”.

—¿Sos o te hacés?
—Soy Belén potenciada. Mi misión es brindar alegría a la gente. Soy espontánea y mucha gente que me conoce me dice que soy pura, porque de repente no tengo mambos de pensar las cosas por quedar bien o mal. Y la gente me da cariño, porque se ríe conmigo. Soy así como se me ve.

En la obra que produce y protagoniza Carmen Barbieri, Francese jura ser la más aplaudida al final. “Estudié cinco años con Carlos Evaristo –se jacta–, y si bien lo mío es la comedia, estoy contenta, la gente me lo devuelve con una ovación”. Y elogia a la jefa: “Es medio madraza, va por los camarines y nos aconseja. Una vez me dolía la panza y me dijo qué tenía que tomar. Está en el detalle, si se te cae una piedra del vestuario, la levanta y la cose. Tiene la humildad de los grandes”.

—¿Qué consejos te dio?
—Me marcó algunas posturas del cuerpo, porque soy muy introvertida en la intimidad y extrovertida en el escenario. Me dijo que no pierda lo físico y la sensualidad, pero que haga hincapié en el humor. Y un par de cositas del saludo final.

—¿Cuáles?
—Unos detallecitos. Me dijo: “Vos sos vos, no sos una vedette, para putón la tengo a Mónica (Farro) o (Andrea) Ghidone, ellas sí que muevan la boca (ah, oh, oh –pone cara sensual–). La gente te quiere fresca”. Por eso, mi vestuario del final, no es conchero y plumas, Carmen siente que traspasé el cuerpo. Estoy súper agradecida a sus palabras.

—¿Y qué es lo que más te cuesta de la obra?
—Estoy preparada y disfruto de mi sketch.

—Me refería al defecto a superar: ¿bailar?, ¿cantar?
—Ah, no había entendido la pregunta. Me cuesta el canto, tampoco me tiro en los laureles, tomo clases una vez por semana con Emilia, una cantante del elenco, y en Buenos Aires con Sofía Sobral. Mejoré en vocalización, afinación y me sirvió ponerme los brackets en los dientes de abajo.

—¿Oíste a Luli Salazar?
—Sí. Somos de dos géneros distintos. Yo no me siento ni más ni menos que nadie y nunca compito, soy ciento por ciento auténtica, no veo otra “Belu” en el medio. Por suerte, si no sería una locura total.

—¿Te llaman por teléfono para contratarte?
—Sí. Antes hacía playback, hoy canto en vivo, y no desafino, eh. Hay que recontra prepararse. Antes era un perro, ahora estoy bien. Fui al Mundial de Sudáfrica y canté con Rial, Moria, Fantino y Tevez.

—Todos Pavarotti…
—Me gusta la gente que se anima a algo nuevo. ¡Tevez, cantando, es lo más!

—¿Y las diferencias con tus compañeras de elenco?
—Me ayudó la terapia que hice durante el año y aprendí que uno crece laboral y espiritualmente, cuando mira lo que hace y no lo ajeno. Muchas se enojaron porque Andrea Estévez dijo que era fina y yo, popular; mis amigas me decían: “Respondele”. No. Es un orgullo ser popular y nada de la obra puede llegar a ser fino. ¿Qué es ser fino y qué ser grasa?

—Lo fino o prestigioso es Alcón, Martínez, Darín…
—Ellos van al baño, se comen un choripán en la costanera y viajan a Europa. No me gustan los rótulos. Me critican como al “Mago sin dientes” o Susana Giménez, me baso en mi filosofía de vida: hago lo mío y demostré que no hay que ser profesional para escribir.

La modelo-actriz tiene una propuesta para hacer humor por América en marzo, proyecto que podría frenar las vacaciones junto a su novio Damián (empresario textil). “Es un proyecto con Flavio Mendoza y además seguiremos con Bravísima en Buenos Aires”, confiesa. Y hace un balance de 2010: “Fue el mejor año de mi vida. Ideas del Sur es mi familia y a Marcelo lo quiero de verdad“.

—Lo celaste mucho…
—Sí. No puede enganchárselo cualquier mina, es muy bueno y generoso. Quería darle alegría a la gente, veía el noticiero, me ponía a llorar y decía “aunque sea, que vayan a dormir con una sonrisa”.

—¿Quién te gustaría que sea su pareja?
—No sé pero debe ser buena, pensá que sería la mujer del pueblo y todas vamos a estar pendientes de quién es la Evita que acompaña a Marcelo.

—Vanucci tuvo problemas con su ex Fabbiani por un coqueteo con Tinelli. ¿Tu novio no es celoso?
—No. Imaginate que varias veces le dije: “Damián, cuando me pelee con vos espero que Marcelo me dé bola“. El se mata de risa.

—Venís de familia religiosa, ¿te da culpa no casarte virgen?
—Me daría culpa si no supiera algo mío y que es muy íntimo (sic).

Diario Perfil

Archivado en: , , ,