Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
12/09/2010 - 22:18

De Pasillo

Lucía Celasco: “Me encantaría ser famosa”

La adolescencia suele traer consigo rebeldía y la imperiosa necesidad de diferenciarse de los padres. Muchos encontrarán en esta generalización motivos suficientes para explicar la naturalidad con la que Lucía Celasco enfrenta las cámaras, se pasea por boliches top y “exhibe” su cotidianidad con desparpajo a través de las redes sociales, como nunca lo hizo –ni lo hubiera hecho– su madre, Mercedes Sarrabayrrouse.

Pero ella parece tener claro que lo suyo no es transgresión, sino que hay un deseo mucho más profundo dentro de ella: el de ser famosa. “Desde chica quiero ser modelo y todo eso porque me gustan las cámaras, explicó la nieta de Susana Giménez en una entrevista publicada ayer en el portal de espectáculos Pronto.com.ar.

Diva 2.0. Con 16 años, Lucía parece disfrutar de las mismas cosas que hacen las chicas de su edad: salir a bailar, comprar ropa, sacarse fotos y “colgarlas” en Internet, y hacer todo lo que sea necesario para conocer personalmente a sus ídolos. Claro que ella corre con la ventaja de tener como abuela a una de las mujeres más famosas del país, y ese vínculo es la llave para hacer realidad muchos de sus sueños adolescentes. Así, por ejemplo, no fue nada complicado llegar hasta los protagonistas de Casi Ángeles, posar junto a ellos y entablar una amistad que se fortalece poco a poco, cada vez que se cruzan en la noche porteña.

Pero la fama también tiene su costado negativo, y eso es algo que Lucía ya aprendió a su corta edad: no pasó demasiado tiempo para que se viera sentimentalmente relacionada con Peter Lanzani, uno de los protagonistas de la tira juvenil que emite Telefe. Finalmente, el rumor fue desmentido cuando, una semana después, las fotos de Lucía besándose con el modelo Guido Francardi comenzaron a circular.

“La verdad que un poco me molestó, y nada es verdad de todo lo que dijeron”, aseguró en la entrevista. Aún así, el golpe de efecto dio sus resultados, y basta con buscar su nombre en la red para darse cuenta de que la chica ya se ha convertido en una “diva 2.0” con cientos de adolescentes en la red ansiosos por conocer más sobre ella.

Muy lejos del perfil bajo que siempre buscaron mantener sus padres, los paralelismos con su abuela se vuelven inevitables. Y es la propia Susana la que lo reconoce. “Lucía es mi debilidad. Ella es la persona más parecida a mí en la familia. De chica, solía meterse en mi camarín, maquillarse con mis pinturas y probarse mis zapatos de tacos, aún siendo niña. Le gustaba imitarme, y eso nos divertía mucho a las dos”, declaró hace unos pocos días en la revista Caras.

Diario Perfil

Archivado en: , , ,