Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
22/07/2010 - 10:50

Escándalos

La “Mole” Moli, ¿ñoqui de la ciudad de Córdoba?

Una investigación publicada hoy por el diario cordobés “La Voz del Interior” da cuenta de que el boxeador Fabio “La Mole” Moli cobra un sueldo como funcionario de la Municipalidad de Córdoba, donde revista como “asesor técnico en deportes” -con rango equiparable a un subdirector-, “según consta en la página Web del municipio, que exhibe un protocolo actualizado al 8 de julio último”.

Según informa la publicación, “el mes pasado, “la Mole” cobró por su tarea un líquido de 8.820 pesos: 5.639 en concepto de sueldo y 3.181 pesos por el medio aguinaldo. Contabilizando cargas sociales, el costo laboral para el municipio por esos dos ítems fue de 12.316 pesos”.

Moli se vinculó al municipio en abril de 2007, cuando era intendente Luis Juez. Su función era la de organizar escuelas de boxeo en los barrios, para sacar chicos de la calle.

Varios funcionarios y ex funcionarios consultados por “La Voz” dieron cuenta de que durante mucho tiempo esa tarea se cumplía aceptablemente. “El carisma de la Mole es muy fuerte y eso se notaba en los barrios. Los gimnasios se llenaban de chicos”, indicaron.

No obstante, desde hace varios meses (algunos precisan que desde el verano) en las reparticiones vinculadas a la Dirección de Deportes no se tienen noticias de Moli y su tarea.

“Si bien como asesor no tiene que marcar tarjeta, no se lo ve nunca”, señaló uno de ellos, admitiendo que la Mole es un ñoqui del municipio.

Pese a una consulta del diario en ese sentido, desde el Ejecutivo no avanzaron en valoraciones sobre el desempeño de “la Mole”. Tampoco respondió los llamados el director de Deportes, Ángel Fiori, aseguran.

“Estamos pidiendo informes a las áreas internas correspondientes, para ver si Moli se reporta allí habitualmente y qué tareas está cumpliendo. En función de eso, el intendente luego tomará una determinación sobre su continuidad en el cargo”, señaló el secretario de Gobierno, Walter Arriola.

Aunque no lo dicen en público, algunos colaboradores de Giacomino reconocen que el perfil popular de Moli frenó en varias oportunidades la decisión de prescindir de él.

Tiempo atrás, cuando Giacomino achicó su planta política, el nombre de Moli figuraba en todas las listas de posibles bajas, pero nunca nadie se animó a despedirlo, por temor a pagar costos políticos en función de la fuerte popularidad que carga el boxeador.

Archivado en: , , , ,