Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
24/06/2010 - 13:45

Escándalos

Para Aníbal F., Videla era “familiar” de Mirtha

Esta mañana, Aníbal Fernández habló en “Ciudad Góti K” por Radio La Red y volvió a reavivar sus diferencias con Mirtha Legrand, refiriéndose específicamente a la anécdota que contó la diva de los almuerzos sobre el secuestro de su sobrina durante la última dictadura militar.

Es muy llamativo que nunca se haya hablado, y se ven los contrastes respecto de los dichos… la verdad es que de preocupación, en aquel momento, la señora tenía cero, y la familiaridad con la que hablaba de los peores, tanto de Videla como de Harguindeguy, como de todos estos siniestros personajes de mal llamado Proceso de Reorganización Nacional, eran prácticamente familiares para ella. Y después vimos fotos de ella con Astiz y con Massera y con ese tipo de cosas, y de golpe y porrazo se acordó de este tema, si es que el tema fuera cierto, porque en definitiva, si alguien fue víctima de una cosa de esas características, por más que sea familiar de alguien a quien yo le tengo cero respeto, me sigue preocupando muy mucho. Si es que eso fuera cierto, se nota una profunda utilización del tema, no la veo como preocupada por lo que estaba sucediendo en aquel momento porque los archivos la muestran de otra manera“, expresó el Ministro.

Sobre la posibilidad de cambiar de parecer, Fernández fue tajante: “cambiar se puede cambiar siempre y yo rescato siempre la posibilidad de eso; hay una vieja discusión de Konrad Adenauer en la Bundestag, donde él se presenta un año después de haber expresado determinada idea y dice todo lo contrario, entonces un torpe diputado comete el error de llamarle la atención, y él le confiesa que es verdad, pero dice ‘¿usted me va a privar a mí del derecho de cambiar mi manera de pensar?’; con lo cual de manera de pensar se puede cambiar, lo que no se puede, a mi juicio, por lo menos, hablando en términos de escrúpulos, no se puede dejar de pensar del asesinato, del robo de pibes, de las vejaciones, de las torturas, y cambiar de manera de pensar, que antes le parezca bien y ahora le parezca mal, la verdad, no me cabe, concluyó.

Archivado en: , , , , , , ,