Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
09/06/2010 - 16:31

Mundo

Kenita Larrain se defiende de quienes la acusaron de “prostituta”

La modelo chilena Kenita Larrain, ex pareja de Iván Zamorano y ex esposa de Marcelo “el Chino” Ríos, se indignó por las acusaciones lanzadas por el denominado “Dandy” Juan Cristóbal Foxley  y por Magdalena Piñera, hija del Presidente de Chile, quien en su cuenta de Twitter retuiteó a propósito de la lesión que afecta a Humberto Suazo: “La Kenita ayuda a la Selección Chilena: Dijo tráiganme a cualquier jugador y yo lo hago Chupete“.

Kenita respondió a través de Facebook con el texto que sigue:

Ha llegado el momento de decir basta públicamente a la mentira, al daño y las faltas de respeto hacia mí como mujer. Una vez más tengo que salir a aclarar los insultos y mentiras que dicen algunas personas, lamento que esta práctica de deshonrarme se haya hecho algo frecuente y casi una moda, donde se han visto arrastradas personas que son absolutamente ajenas al mundo de la farándula, como si muchos se sintieran con el derecho de faltarme el respeto e insultarme, ya sea en serio o en broma, porque vengan de donde vengan y se formulen como se formulen, son siempre un insulto y hacen daño.

Lamento que el señor Foxley y otros, motivados por sus carencias, vean como una buena estrategia el irse en mi contra y descalificarme, como si ellos fueran siempre un ejemplo de verdad, de corrección y buenas costumbres. Más lamentable aún, es que si es cierto que la misma hija del Presidente, como salió en la portada de un medio escrito, haya caído en el mismo juego de insultar y hacerse cómplice de esas mentiras, lo siento de verdad, porque todos los chilenos merecemos ser tratados con respeto. Finalmente, quien repite una mentira, se hace cómplice no sólo de la mentira sino que también del daño que ésta genera.

Hasta este momento nadie ha tenido intención de reparar el daño causado. Algunos se preguntan el por qué de que cada vez que se me descalifica pongo la otra mejilla, es muy simple, no me gusta entrar en la negatividad, ya que para mí no existe la impunidad. Creo que todos tendrán que hacerse responsables de sus dichos y actos tarde o temprano, en este mundo en el cual pareciera que todo el respeto hacia las personas se perdió y que la justicia divina no existe.

Para mí, ¡Dios sí existe! Esta es la razón por la que yo no pago con la misma moneda, ni deseo venganza hacia los que me insultan. Sólo deseo ser respetada como toda mujer, hija, hermana o madre, para que no se me siga dañando a mí, a mi familia y a todos los que me quieren. Como yo también doy respeto a todos, incluso a quienes me insultan.

Algunas personas públicamente han insinuado que soy prostituta, no tengo nada contra ellas, pero no es mi opción de vida y no lo ha sido nunca. Lamento que históricamente para denostar a las mujeres, se les llame así y a los hombres se les califique de homosexuales, siendo que muchos gays son un gran aporte para la sociedad en el mundo del arte, de la política, de la ciencia, entre otros… Me entristece que habitualmente sean rebajados e insultados sin ningún fundamento y derecho, simplemente porque quienes no están de acuerdo con ellos se sienten con el derecho de juzgarlos y condenarlos. Siento que llegó el momento de decir basta, basta de hacer daño en forma gratuita, ya que se puede no estar de acuerdo con los demás y manifestarlo, pero siempre con respeto.

María Eugenia Larraín.

Archivado en: , , ,