Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
31/05/2010 - 17:50

De Pasillo

Pablo Layus y su testimonio sobre la muerte de Marcelo Montero

“Chau Amigo!!!”. Así tituló Pablo Layus sus impresiones sobre la muerte del productor teatral Marcelo Montero.

En un sentido texto, el periodista cuenta la historia del fallecido productor, en un intento por “aclarar las cosas”.

Este es su artículo:

Recién llego a mi casa después de haber cerrado su departamento y de haber dejado su cuerpo en la cochería de Scalabrini Ortiz 1199. Sus hermanos estarán llegando durante la madrugada y sus restos serán velados durante el día (Cucha Cucha 1785) para después ser enterrados en Mar del Plata, lugar donde nació y se crió.

Acabo de leer muchos comentarios en la nota anterior y por eso te cuento que paso. Anoche estuvo cenando en mi casa, junto a mi familia. Y conocía sus intenciones y ganas de aclarar muchas cosas.

Marcelo era productor de teatro y de eventos. Tenía su empresa, MAM Productora y tiempo atras supo trabajar con Quique Estevanez. Junto al productor realizaron muchas obras y grandes éxitos teatrales. Pero las idas y venidas y la falta de código lo hicieron abandonar por un tiempo la actividad. La consecuencia de eso fue sufrir de ataques de pánico que lo obligaron a hacerse tratar y alejarse de todo. Pero un verano, sintiéndose muy bien , volvió de la mano de Karen Reichardt para producir “Fanáticas del espectáculo ” en Carlos Paz. Y fue en esta ocasión que pude conocerlo y observar como se hizo querer en el ambiente de la villa donde pocos pueden entrar.

Nos hicimos amigos en base a muchas vivencias y consejos mutuos. Me ayudo a conocer la noche de Buenos Aires y hacer mi entrada mucho mas fácil. Siempre estaba dispuesto a darte una mano y siempre estaba tratando de “producir” para trabajar. Conocí a sus amigos y él a los mios y mi señora lo llamaba “El Tío Marce”. En octubre del año pasado me contó de su idea de llevar al teatro a Ricardo Fort. Consiguió el teatro, los autores y convenció a los artistas de acompañarlo en la comedia. Siempre decía que lo hacía para divertirse en la temporada y el primer proyecto era hacer función los lunes y martes. Pero todo fue cambiando, Fort mostró de apoco su forma de ser, empezaron a crecer los conflictos y productores que buscaron ensuciar su nombre.

En febrero ya no aguantaba más y siguió porque había dado su palabra pero se fue cuando decidieron continuar en Capital Federal. Pero siguió trabajando para que pudieran debutar en la calle Corrientes. Consiguió el teatro, la fotógrafa y dejo todo listo. Pero otra vez su cuerpo dijo basta. Empezó a tener desmayos que lo obligaron a hacer un gran estudio en la clínica Los Arcos donde no encontraron nada, solamente un gran cansancio y mucho stress.

Viajó una semana a Buzios y al llegar se enteró que desde el mismo teatro seguían intentando ensuciarlo más. Estuvo a punto de ir y agarrarlo a trompadas a Alejandro Arellano pero iba a buscar una salida judicial al tema y tratar de que Ricardo Fort le pagara lo que le debía. Hoy Ricardo Fort dio un móvil con Marcelo Polino y no fue capaz de saludar a la familia del productor que lo llevó a la calle Corrientes, se calló como calla el que tiene cosas para ocultar.
El domingo tenia turno para hacerse el último tratamiento y el 18 viajaba a España para visitar a sus amigos. Pero no podía dejar de producir y ya tenia en la cabeza su próxima obra.

Espero que sepan disculparme pero sentía la necesidad de escribir esta historia resumida que en definitiva es la historia de un gran tipo al cual tuve la posibilidad de conocer y llamar “Mi Amigo”. El y yo sabíamos lo que esa palabra significa cosa que muy pocos pueden decir.

Ojala que la conciencia no los deje tranquilo, que el sueño no los deje dormir y que el recuerdo de Marcelo Montero no se borre.

Lamento que mi hijo no conozca al amigo de su padre que fue capaz de viajar a Carlos Paz solamente para conocerlo pero te prometo que se va a enterar de lo gran tipo que fuiste.

Chau amigo, siempre tendrás una obra para producir.

pablolayus.info

Archivado en: , , ,