Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
21/04/2010 - 19:51

De Pasillo

“A las chicas les calienta ver a dos hombres juntos”

Cristian Sancho y Ezequiel Castaño son los protagonistas de la historia de amor gay más hot de la televisión. Entrevistados por Siete Días, los actores contaron los pormenores de su interpretación, y cómo les sienta realizar papeles tan jugados.

–¿Qué sienten cuando hacen esas escenas hot? Debe ser difícil para un hombre heterosexual dejar que otro hombre avance tanto…

E.C.: –La verdad, cuando nos besamos, tocamos o tenemos que simular tener sexo, no es Lalo el que pone el cuerpo, soy yo, es Ezequiel. Y eso es agotador. Cuando terminamos escenas como las de la primera vez de ellos juntos, yo me quería ir de vacaciones (risas). Así que cuando miro lo que hicimos no puedo pensar, estoy analizando cómo nos movimos, si es creíble, si es respetuoso, si es cuidado.  Trato de usar diferentes técnicas de actuación, pero es agotador de todas maneras.

C.S.: –Yo, simplemente, pienso que el otro es mi objeto de deseo, pienso en la historia, en lo que les pasa a ellos a nivel sentimental. Es verdad, hay tanta intensidad en lo que hacemos que nos concentramos muchísimo y las escenas salen de una. No hay riesgo de fallo, en parte porque realmente ¡no son escenas para estar repitiendo toda la tarde! (risas). De todas formas, cada actor tiene su técnica y algunos realmente se calientan con las escenas de sexo cuando filman.

–¿Con qué reacciones se encontraron en la calle?

C.S.: –El otro día fui a comprar el diario y se me acercó un hombre de unos cuarenta años para agradecerme la manera en que estamos contando esto. Y hacía mucho hincapié en eso, en el modo en que lo contamos. Siento que me agradecía pero no me decía todo. Cosas así ocurren la mayor parte del tiempo; encuentros especiales.

E.C.: –Es muy loco eso, yo lo veo mucho en las miradas. Por ahí se te acercan y no te dicen nada, pero ves una mirada de agradecimiento. Un flaco que te da la mano y te dice: “gracias”, pero no se anima a decir nada más y se establece otro tipo de comunicación, una cierta complicidad muy linda.

–¿Y cuál fue la reacción de las chicas?

C.S.: –Una de las cosas que me sorprendió gratamente de este papel es que sí, a muchas chicas les gustan nuestras escenas. Hace algunos días estuve en “CQC” y había una tribuna de chicas que gritaba cuando pasaban las escenas. Creo que de alguna manera, ellas también están explorando un terreno de fantasía no tan común y no tan hablado. A los hombres siempre les gustó ver chicas juntas pero nadie sabía que a las chicas también les calienta ver a dos hombres. ¡Ahora lo saben! (risas)

–Los dos están en pareja. ¿Cómo  tomaron las escenas sus mujeres?

C.S.: –A la mía le gustaron mucho. No es que le guste verme con hombres (risas), pero le parecieron muy bien logradas y está orgullosa de mí.

E.C.: –Yo estoy en pareja hace tres  años y  mi mujer, desde el primer día supo que, por mi profesión, yo puedo besar y tocar lo que venga, mujeres, hombres y andá a saber qué (risas). Pero para mí hay una diferencia abismal entre hacer de cuenta que beso a alguien y besar a alguien realmente.

Archivado en: , , ,