Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
10/03/2010 - 14:15

De Pasillo

“Es un sueño de toda la vida”

Juan José Campanella (50) y Guillermo Francella (55) llegaron a la meca del cine mundial con toda su ilusión a cuestas. Y lo lograron.

Es una locura divina. Al no ser conocido, transito mejor este momento porque el acoso lo reciben los demás, entonces estoy más como observando y eso me encanta”, alcanzó a decir el actor apenas pisó la alfombra roja a Caras, visiblemente emocionado. “Hemos visto a monstruos. Como dice Juan, son más lindos sin el maquillaje”, agregó con respecto a las grandes estrellas que pasaban cerca de ellos, minutos antes que diera comienzo la gran ceremonia.

Es un sueño de toda la vida caminar esta alfombra juntos“, sintetizó sobre lo que significaba para él ese momento, y, antes de meterse en en el Kodak Theatre, dejó un mensaje para los millones de argentinos que lo palpitaban a la distancia. “Te levantás a la mañana, mirás los noticieros y todo está mal, todo es triste, todo es inseguro. ¿Te imaginás lo que es darle esa alegría a la gente?. Ojalá se dé”, expresó a manera de deseo. A su lado, el director de la película contaba sus sensaciones. “Es bastante más loco que la otra vez, hay más histeria. Ya se me acabaron las cosas para bajar la ansiedad”, se sinceró.

A la 1,15 de la madrugada en nuestro país, llegó el momento por el que ellos y todos los que hicieron “El Secreto de sus Ojos”, además de los millones de argentinos que se quedaron despiertos para escuchar el desenlace, esperaron durante tanto tiempo.

Pedro Almodóvar (presentó la terna junto a Quentin Tarantino) tomó el sobre con el ganador y leyó: “And the winner is… El secreto de sus ojos, Juan José Campanella, Argentina“.

Secundado por los productores del film y por Francella, el talentoso director tomó la palabra: “Es en nombre de un equipo y un elenco formado por gente a la que quiero mucho. Le quiero agradecer a la Academia por no considerar al Na’vi una lengua extranjera, y por dejarnos pasar tres días hermosos en compañía de cineastas increíbles. A nivel personal, quisiera agradecer a todos mis productores, Gerardo Herrero, Mariela Besuievsky, Vanessa Ragone, Axel Kuschevatzky, y a Telefé, a Tom Bernard y a Michael Barker, de Sony Classics”, arrancó el discurso, para luego dedicarle un párrafo especial a su mujer, responsable del vestuario de la película e hija del “Chango” Félix Monti, uno de los más prestigiosos directores de fotografía del cine de habla hispana “Cecilia, encontraste a un tipo trabado en su desarrollo e hiciste algo presentable con él Gracias, muchas gracias, los amo, les debo todo”, resumió Y, con la música que lo apuraba para bajar del escenario, llegó la dedicatoria en castellano “¡Vamos Argentina, y un abrazo a los hermanos de Chile!”, lanzó eufórico.

Leé el resto de esta nota en la edición 1470 de Caras que está en tu Kiosco.

Archivado en: , , ,