Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
31/01/2010 - 12:29

Destacada

Tinelli y un verano desenfrenado

El desenfreno parece ser la principal característica del verano que está pasando el recientemente soltero Marcelo Tinelli en Punta del Este. Mucha noche, muchas chicas y diversión, en una actitud que tiene todos los componentes de manual de crisis de los 50: un hombre a punto de cumplir esa edad, recién separado, que logra seducir a mujeres jóvenes para refrendar su hombría y demostrarse que aún puede. Y a la vez, hace malabares para estar con sus hijos.

En una investigación especial, revista Noticias revela las constantes salidas y los fugaces amoríos que el para muchos soltero más codiciado de la Argentina viene protagonizando en la costa esteña.

Magalí Montoro, Silvina Luna y Mercedes “Picky” Villador son las mujeres que más fuerte suenan como las nuevas conquistas del astro, pero todas coinciden en que el conductor no busca nada serio.

De hecho, el especial de Noticias cominenza relatando una anécdota que describe exactamente la situación por la que está atravesando el galán:

Tan rápido le decís ‘mi amor’?“, le preguntó, más filosa que sorprendida, Micaela Tinelli a Magalí Montoro. La modelo se vio en problemas: se le había escapado ese latiguillo cariñoso nada menos que frente a la hija mayor del destinatario, Marcelo Hugo Tinelli, el más exitoso conductor de la televisión argentina y el soltero más codiciado del momento, quien enmudeció de inmediato. “No, bueno… yo llamo así a todo el mundo”, intentó excusarse Montoro, para salir del incómodo momento. La escena –relatada a NOTICIAS por dos personas que estuvieron allí– se dio hace 15 días en un asado que Tinelli organizó en su chacra “Guanahani” en la zona de La Boyita, en Punta del Este, quizás el único evento en el que el conductor mezcló a sus hijas mayores, con su amigos de la noche esteña y sus conquistas de verano, como la modelo, que llegó con amigas. Dicen que el petit cruce entre hija y aspirante a novia, sin embargo, no habría evitado que bien entrada la noche, Tinelli y Montoro –besos mediante– se fueran a dar una vuelta en cuatriciclo por la playa, juntos y bajo la luna.

Por lo pronto, todo estaría acordado para firmar el divorcio con Robles. De mientras, el hombre sólo quiere divertirse.

Más en revista Noticias.

Archivado en: , , , , , ,